Edad y éxito emprendedor

Vivimos en los tiempos de las startups (proyectos empresariales basados en la tecnología y la innovación). Y no es de extrañar porque la tecnología digital ha abierto todo un nuevo universo de posibilidades para crear todo tipo de propuestas de valor para el mercado, desde dispositivos como los smartphones hasta apps, plataformas, servicios web y un largo etcétera.

El término tech se está asociando a todos los sectores: fintech, healthtech, agrotech… Estamos en la revolución «tech» y ésta está siendo muy democrática ya que está apoyada fundamentalmente en el conocimiento.

En este escenario nos encontramos con todo tipo de emprendedores, pero hay una predominancia de aquellos de edades más jóvenes. No es de extrañar pues hay dos factores que alimentan el fenómeno: su cultura digital y los altos niveles de desempleo juvenil.

Sin embargo, los estudios indican que la edad promedio del emprendedor exitoso es de 45 años. Si esto lo unimos al alto nivel de mortalidad de las startups (más del 90 por ciento), vemos cómo la edad del o los emprendedores pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de un proyecto.

Esto contrasta bastante con la discriminación por edad que se está produciendo entre las empresas «tradicionales», y en la que tener más de 45 o 50 años parece ser un factor que juega en contra en una candidatura a un determinado puesto.

Por otra parte, si se analizan las empresas y sus fundadores, nos encontramos también con que el grupo más numeroso de estos últimos tiene también una edad promedio de más de 45 años. Lo que ocurre es que los medios de comunicación están muy enfocados en las startups tecnológicas, en la innovación disruptiva y en la gente joven. También ocurre que este segmento más joven de la población es más activo en las redes sociales.

Pero lo que los medios nos presentan no es la realidad, es parte de la realidad.

Un estudio publicado en la Harvard Business Review  en 2018 sobre emprendimiento, edad y éxito muestra que la edad media idónea del emprendedor es de 45 años. Los emprendedores en esta edad media tienen un 85 % más de probabilidades de éxito. Este es un dato que cualquier persona en la mediana edad que esté contemplando la idea de emprender ha de tener muy presente.

La edad nos proporciona experiencia, madurez, profundidad en nuestra visión y entendimiento. Estos factores, que parece que ahora no se valoran tanto en las empresas que contratan profesionales debido a su preocupación por no quedarse descolgados de la revolución digital, cuando de lo que se trata es de emprender y de crear negocios son un gran activo.

Tener esto en cuenta también es muy importante para aquellas personas de mediana edad que se están sintiendo «rechazadas» por el mercado laboral y en las que su autoestima se está viendo erosionada por ello. No hay razón para esto último. La edad tiene esos activos que son tremendamente valiosos y que si el mercado laboral no los valora, el mundo emprendedor los celebra y recompensa con niveles de éxito que no se encuentran entre los más jóvenes.

 

 




Suscríbete al blog para recibir en tu bandeja de entrada todas las actualizaciones donde comparto inspiración e ideas para la creación de negocios como opción y salida profesional.

guia-emprender-abril
Descárgate gratuitamente la guía Por dónde empezar si te planteas emprender en la mediana edad. En ella encontrarás respuestas a preguntas importantes a la hora de plantearse emprender como opción profesional, así como la metodología que usan los emprendedores de más éxito, y la clave para limitar el riesgo.